Liga, beisbol, Taiwán
En caso que un miembro de cualquier equipo dé positivo al nuevo coronavirus, la liga parará al menos tres semanas (Foto: Captura de pantalla)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Es la noche del viernes 8 de mayo en el estadio de beisbol Xinzhuang, en Nuevo Taipei. En la ceremonia previa al partido entre los locales Guardianes de Fubon y los Leones Uni-7 Eleven, el ministro de salud taiwanés, Chen Shih-chung, recibe aplausos del público reunido. No es para menos, Taiwán logró controlar el brote de Covid-19 y actualmente lleva 10 días sin ningún contagio y 34 consecutivos sin un caso local.

Ése fue el primer partido con presencia de aficionados dentro de la Liga de Beisbol Profesional de China (CPBL, por sus siglas en inglés), o de Taiwán, donde se desarrolla la actual temporada desde el pasado 11 de abril, entonces sin fanáticos. También se convirtió en el primer encuentro deportivo profesional a nivel mundial con asistentes en las gradas, dentro de la vigente pandemia.

En Taiwán iniciaron con máximo mil aficionados en las tribunas, ahora son 2 mil, quienes deben usar cubrebocas y mantener distancia (Foto Facebook: @heartbaseball)

Poco a poco la presencia de gente en los estadios de esa liga se siente. El 12 del presente mes, en el Tainan Stadium, sede de los Leones, por primera vez abrieron sus puertas, con la asistencia de 688 personas. Y es que uno de los protocolos de higiene y seguridad es de máximo mil aficionados por juego, en aforos de más de 10 mil ciudadanos.

Sin embargo, a partir del 15 de mayo se aumentó a 2 mil el límite de aficionados por juego en los parques de pelota, y los puestos de comida, que inicialmente estaban prohibidos, ahora ofrecen alimentos empacados, con los cuales se da gel antibacterial para la limpieza y protección de los espectadores.

Ahora los niños podrán estar al lado de sus padres durante los juegos, no así con las demás personas, porque es norma sentarse a una distancia de tres asientos y no debe haber alguien en la fila de adelante, ni en la de atrás. Personal de los estadios vigilará se cumplan las medidas.

Se mantendrá el uso obligatorio usar cubrebocas, tomarse la temperatura corporal antes de ingresar a los inmuebles, y desinfectarse las manos. Todos brindarán su información personal y certificación a la hora de comprar los boletos, a fin de contactarlos si surge algún contagio del nuevo coronavirus.

En la liga taiwanesa además deben tomarse la temperatura corporal y limpieza de manos (Foto: captura de pantalla)

Respecto a los jugadores, trabajadores de los estadios, porristas, directivos, periodistas, igual se les tomará la temperatura, gel antibacterial en manos, aunque sólo los coaches de primera y tercera, así como los batboys, usan mascarillas. En el juego, está prohibido escupir, festejar con las manos sin guantes, entre otras. Los estadios deben quedar desinfectados antes de los cotejos.

La CPBL tiene cuatro equipos en el torneo: Rakuten Monkeys; Chinatrust Brothers; Fubon Guardians; Uni Lions 7 Eleven.

Mientras otras ligas profesionales en el mundo inician preparativos para reanudar o iniciar sus temporadas, o alistarse ante una posible competencia, en Taiwán, isla de poco más de 23 millones de habitantes, al parecer ya superaron la etapa difícil por el SARS-CoV-2, donde reportan a esta fecha 440 infectados, la mayoría importados, y siete decesos. Su primer caso ocurrió el 22 de enero anterior.

Pese a su cercanía con China -con quien tiene un distanciamiento político y mantiene su independencia-, donde precisamente surgió el Covid-19 en diciembre último, en territorio taiwanés tomaron medidas prontas con la experiencia obtenida en 2003 en su lucha contra el brote del SARS.

Entre otras, inspeccionar el estado de salud de todos los viajeros que llegaran al país, procedentes de Wuhan, epicentro del coronavirus o zonas aledañas, a la vez de hacer la prueba a los enfermos con síntoma de fiebre y tos. Luego prohibió la entrada de todos los viajeros de China, con excepción de los taiwaneses que regresaban a su país.

Aparte del uso obligatorio de cubrebocas, aplicar gel desinfectante para manos, instalados en edificios de apartamentos. En oficinas, bancos, centros comerciales, con medidores portátiles se checa la temperatura de los asistentes, sin costo, y cuentan con un registro donde está el historial de viaje de ciudadanos. En la cuarentena, el gobierno de Taipei se hace cargo de gastos de alimentación y el seguro cubre los costos médicos. Taiwán no es reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que la ve como parte de China.

Hasta ahora continúan los partidos de la CPBL con la presencia de público, sin mayores problemas. En caso de registrarse un nuevo brote del nuevo coronavirus, tomarían otra clase de medidas.

Periodistas, porristas, con cubrebocas, los que pueden estar en las tribunas de estadios sudcoreanos (Foto: Captura de pantalla)

La KOA, hasta el momento sin aficionados

La Korean Baseball Organization (KBO) inició su temporada el pasado 5 de mayo con 10 equipos, pero sin público en las gradas, que algunas escuadras “ocupan” con rostros de cartón de aficionados. Fue posible por el control que las autoridades sudcoreanas lograron sobre el Covid-19, aunque el pasado 10 de mayo hubo un nuevo brote, al parecer ya controlado.

En esa liga participan jugadores con experiencia en la Major League Baseball (MLB), lo cual atrajo a la cadena de deportes ESPN para concretar un acuerdo y transmitir en su canal de Estados Unidos, seis partidos por semana.

A manera de protección, jugadores y entrenadores pasan por pruebas de detección de fiebre antes de ingresar a los estadios, así como porristas, personal de los parques y periodistas. Ampayers, y coaches de primera y tercera bases, usan cubrebocas durante los cotejos. Está prohibido que los peloteros saluden a sus compañeros de equipo sin guantes, y escupir.

En caso que un miembro de cualquier equipo dé positivo al nuevo coronavirus, la liga parará al menos tres semanas.

Interviene en la liga el mexicano Roberto Ramos, inicialista con los LG Twins, quien tiene buen inicio de temporada. Hasta ahora su promedio de bateo es de .378, entre los nueve mejores; con cuatro jonrones, empatado en segundo lugar, y siete carreras producidas.

El mexicano Roberto Ramos tiene un gran inicio con los LG Twins de la liga coreana (Foto: captura de pantalla)

Corea del Sur fue tomado de ejemplo contra la pandemia por la OMS, al realizar pruebas masivas, controlar a los infectados y con quienes tuvieron contacto, así como un riguroso confinamiento en casas. Al 18 de mayo confirmó 11 mil 065 casos y 263 decesos. Presentó su “pico” el primer día de marzo anterior, con mil 062 contagios. Cinco días después contabilizó 518 e inició su descenso hasta dos casos el 5 de mayo, cuando arrancó la liga de beisbol.

Sin embargo, el 10 y 11 de mayo se dio un repunte, con 34 y 35 positivos al Covid-19, en ese orden. El portador del contagio fue identificado en un varón de 29 años, que la semana pasada estuvo en cinco distintos bares en el barrio Itaewon de la capital Seúl. Autoridades estiman más de 5 mil personas que visitaron esos centros nocturnos y por ende con posibilidad de infectarse.

Esa situación generó el cierre de los bares en Seúl y el aplazamiento de las clases presenciales en escuelas del país, previsto para el jueves 13. Respecto a los eventos deportivos profesionales, se mantienen la liga de beisbol y la de futbol (la K-League), con 12 equipos, que inició el pasado 8 de mayo, también sin público, ya que parece controlado ese brote.

Por: Redacción/R