El TAS advirtió que por la naturaleza de la palabra, cualquier persona podría sentirse discriminada (Foto: @invictossomos)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- El Tribunal Arbitral del Deporte (TAS por sus siglas en francés) determinó que el grito que la afición mexicana realiza en los estadios cuando un portero va a despejar es impropio, pero no es discriminatorio, por lo que le perdonaron dos multas que la FIFA le había impuesto a la Federación Mexicana de Fútbol (FMF).

El TAS dictaminó que la intención de los aficionados no es ofender o discriminar a nadie, a diferencia de lo que la FIFA dijo al multar a México, pero advierten que por la naturaleza de la palabra, cualquier persona podría sentirse discriminada, por lo que deben tratar de erradicar el grito.

“Sin embargo, incluso si esas expresiones y palabras no fueron utilizadas con la intención de discriminar u ofender a alguno de los jugadores a las que estaban dirigidas, las mismas pueden ser consideradas discriminatorias u ofensivas por su propia naturaleza y, por tanto, no deben ser toleradas en los estadios de fútbol”, concluyó el tribunal.

El máximo tribunal de justicia deportiva a nivel mundial analizó un par de apelaciones de la Federación Mexicana por los gritos sucedidos en partidos de 2015 y 2016, contra El Salvador y Canadá respectivamente, en los que la FIFA había impuesto multas de 35 mil dólares.

“Debido a su erróneo pero legítimo entendimiento, la FMF no tuvo la oportunidad de emprender acciones o tomar medidas que pudieran prever, mitigar o detener el canto, especialmente cuando el canto no creó ningún riesgo particular en el estadio”, indica el TAS en su resolución.

El organismo dejó ir a México con una advertencia, aunque si el grito se mantiene, tomarán medidas más severas contra la FMF, ya que acumula más de tres millones de pesos en 11 multas que la FIFA le ha impuesto al equipo mexicano por los gritos en partidos eliminatorios para Rusia 2018.

FG