aceros disminuyen contaminacion
El camino a seguir es fabricar aceros de alta resistencia que soporten la fuerza e impactos que se requieren en un vehículo (Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Estudiantes de ingeniería y posgrado del Tecnológico Nacional de México (TecNM), campus Morelia, desarrollan aceros avanzados utilizados en la industria automotriz resistentes y ligeros que disminuyen los efectos contaminantes de efecto invernadero.

Yadira Solana Reyes, estudiante de Doctorado en Ciencias de la Ingeniería; Geovanni García Ochoa de la Maestría en Ciencias en Metalurgia, y Oscar Jibraham Juárez Molina, alumno de Ingeniería en Materiales, son asesorados por profesor Pedro Garnica González.

Los estudiantes externaron que el cuidado ambiental es una prioridad y en el sector industrial la fabricación y construcción de automóviles avanza con estas medidas conservacionistas; sin embargo, en México la industria tiene que importar el acero con las características requeridas porque no hay quien cubra esta demanda, lo cual representa mayores costos para el fabricante.

El profesor investigador manifestó que se ha considerado que la industria del transporte, tanto de carga como de pasajeros, ha contribuido importantemente en el calentamiento global, principalmente por las emisiones gaseosas producto de la combustión de hidrocarburos.

Siguiendo esa ruta, la disminución del uso de combustible en los autos es una de las metas que se ha fijado para disminuir la emisión de gases de efecto invernadero. Esta disminución puede lograrse principalmente por la reducción en el peso de los vehículos, menos peso, menos combustible. Sin embargo, esa disminución del peso no debe comprometer la seguridad y eficiencia del transporte, sino que, por el contrario, debe mantenerse o mejorarse.

Una de las maneras de reducir el peso de un automóvil es construyéndose de materiales más ligeros, o usar menos material, pero con una mayor resistencia. Materiales más ligeros que el acero, como el aluminio podrían considerarse como una solución, sin embargo, fabricar la misma cantidad de ambos materiales implica una mayor emisión de gases contaminantes para el aluminio que para el acero.

Por lo anterior, el camino a seguir es fabricar aceros de alta resistencia que soporten la fuerza e impactos que se requieren en un vehículo, pero que el peso que tengan sea menor al que se usa actualmente. Este fue el punto de partida para desarrollar los aceros avanzados de alta resistencia. Estos aceros permiten mejorar la eficiencia del uso de combustible ya que parte de la energía que antes se consumía por mover un auto pesado, ahora se puede emplear para mover más pasajeros o una mayor carga, debido a la construcción ligera del auto.

“El objetivo es aportar a la industria automotriz con la elaboración de láminas de aceros de menor espesor que nos proporcionan buenas propiedades de resistencia al impacto como de absorción de energía”, precisó Yadira Solana Reyes.

A nivel nacional no se desarrollan este tipo de aceros y aunque ya se aplican en los automóviles, se trata de aceros nuevos que son importados y que en el país aún están en etapa de investigación.

Actualmente los trabajos de los estudiantes del ITM están a nivel laboratorio que posteriormente se aplicarán a nivel industrial y con ello, podrán aportar conocimiento que facilitará la curva de aprendizaje.

Finalmente, Oscar Gibrán Juárez, precisó: “al tratarse de nuevos materiales, hay un mundo por descubrir, un mundo diferente desde la parte microestructural, las nuevas fases vistas, tanto sus propiedades mecánicas que no se comparan con otros materiales que ayudan al desarrollo de los mismos”.

 Boletín/PO