El “piercing” nupcial es una tendencia que no deja de resultar inquietante (Fotograma: YouTube)

Por: Adoración Araiza 

Ciudad de México (Rasainforma.com).-  La nueva tendencia del “piercing” nupcial podría dejar en el pasado la antigua tradición de “pedir la mano” de alguien previo a una boda.

La nueva moda de pedir matrimonio va más allá de lo típico, ahora las parejas que planean casarse han extendido su creatividad con la nueva forma de expresar sus sentimientos y querer unir su vida a una persona.

El “piercing” nupcial requiere de dos piezas: una placa que se coloca de bajo de la piel y una pieza de joyería intercambiable que se pone en la superficie, además de la lección del diseño del anillo con un diamante al gusto de la pareja que se atreva a realizar esta nueva locura de amor.

Sin embargo, como todo acto de amor peligroso, contiene varios riesgos, ya que, si la perforación no se realiza de manera profunda, la pieza comenzará a moverse, y si se hace superficial se encarnará sobre la zona que se ha perforado.

Como toda perforación requiere de un tiempo estimado de recuperación de un año, en el cual se deberá tener cuidado de que no se enganche con nada, así como limpiar perfectamente bien para evitar infecciones, pues de lo contrario, las consecuencias podrían ir hasta la amputación del dedo.

La peculiar tendencia se ha extendido rápidamente entre las generaciones jóvenes, quienes argumentan que el “piercing” nupcial crea un vínculo mucho más profundo que el anillo de compromiso tradicional, pues implica un mayor cuidado.

Con información de Milenio y Masiva

ZM