Aureoles Conejo aseguró que a los migrantes michoacanos les ha ido bien en los Estados Unidos (Foto: Cortesía)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Tras culminar el proceso de la documentación entregada al gobierno de la República para federalizar la nómina educativa, el gobernador, Silvano Aureoles Conejo dijo esperar sólo la llamada del secretario de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma Barragán.

En entrevista, informó que hace unas semanas los encargados de la política educativa en Michoacán dejaron a la federación todo el diagnóstico del nivel Básico, el número de planteles, de claves estatales y las situación económica que se invierte cada año en este sector para que el gobierno de la Cuarta Transformación analice la información y se determine con cuánto recurso se apoyará al estado.

Aureoles Conejo, consideró que una vez terminado el proceso, Moctezuma Barragán tendrá que tratar el tema con el presidente de la República y el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) Carlos Manuel Urzúa Macías, con la finalidad de que se determine con cuántas plazas de maestros se quedará la federación como lo comprometió López Obrador en su más reciente visita a Michoacán.

Ante el cuestionamiento de los medios sobre la fecha fatal del 15 de junio, Auroeles Conejo dijo ser positivo en que el secretario de Educación lo convocará pronto para darle buenas noticias y así, su gobierno fuente con recursos adicionales para cubrir los pendientes que aún existen sobre todo en el tema de la seguridad con la compra de equipamiento y armamento para los policías.

Consideró necesario que el gobierno de la República, apoye a Michoacán con el nivel Básico o el Medio Superior, porque son en los que más recursos se requieren.

«Esperemos que no sea la educación Superior, porque es muy poquito lo que nosotros pagamos al año, alrededor de 800 millones de pesos», agregó.

Cabe recordar que el gobernador en otros momentos, ha señalado que durante 26 años, en Michoacán han padecido las protestas y paros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), en demanda del pago de salarios, prestaciones y bonos, estos últimos por un monto de mil 200 millones de pesos al año.

ZM