El tifón pegó con vientos sostenidos de 150 km/h y ráfagas de hasta 185 km/h

Por: Miriam Arvizu

Filipinas (Rasainforma.com).- El súper tifón “Haim”, cobró la vida de al menos cinco personas al norte del país con severos vientos, lluvias e inundaciones, situación que obligó a cien mil habitantes a desalojar sus casas.

El tifón pegó el miércoles por la tarde contra la costa en la provincia nordeste de Cagayan y después avanzó hacia el noroeste antes de dirigirse al mar de la China Meridional con vientos sostenidos de 150 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 185 kilómetros por hora (km/h), según los meteorólogos.

Este jueves se dan a conocer los decesos, cuantiosos y graves daños, además de cortes en la comunicación y apagones de electricidad en varios pueblos aislados

Fueron dos trabajadores de construcción los que murieron cuando un deslizamiento de tierras sepultó su cabaña en la ciudad de La Trinidad, en la provincia montañosa de Benguet, mientras en la cercana provincia de Ifugao, dos aldeanos se ahogaron y otro desapareció en aguas crecidas.