carlos garfias
(Foto: Archivo)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Tras la manifestación que se efectuó este sábado en la ciudad, en repudio a los homicidios de mujeres que no cesan en el país, el arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, se sumó al rechazo de la violencia contra este sector de la población.

Dijo que los grupos y movimientos feministas tienen derecho a manifestarse con libertad, pero los conminó a que respeten los derechos de los demás.

En la conferencia de prensa que encabezó es domingo en el anexo de Catedral declaró que los asesinatos de mujeres no son una causa de los movimientos feministas sino una causa de la sociedad.

“No es algo que puedas atribuir al movimiento feminista. Los feminicidios son reprobables en donde quiera que sea. Yo personalmente defiendo a las mujeres en todas las formas posibles, no voy al movimiento a la calle, pero siempre he defendido a la mujer, he buscado su dignificación, su valoración y su reconocimiento en la iglesia y en la sociedad, y, si por eso me tengo que declarar feminista: soy feminista”, apuntó.

Con la consigna de «¡Ni una más, por Ingrid, todas!», feministas, colectivos y asociaciones de mujeres marcharon ayer desde la Plaza Villalongín hasta el Congreso del Estado, para exigir se atienda con eficacia el problema de los feminicidios.

«Perdón gobierno, no somos infiltradas, somos feministas y estamos enojadas”; «No queremos venganza, queremos justicia», «Ingrid no ha muerto, Ingrid somos todas»; «Nilda aguarda, tus hermanas se levantan», fueron algunas de sus consignas.

Cerrar la brecha de las desigualdades

Previamente, a propósito de la conmemoración del Día Mundial de la Justicia Social, fechada para el próximo 20 de febrero, el líder de la iglesia católica en el estado llamó a cerrar la brecha de las desigualdades.

Los pilares de la justicia social, dijo, se sustentan en los valores de equidad, igualdad, respeto, acceso a la protección social, aplicación de los derechos humanos en todas las esferas de la vida, incluso en el trabajo.

“Defendemos los principios de justicia social cuando promovemos la igualdad entre los géneros o los derechos de los pueblos indígenas y las comunidades más desposeídas.

Favorecemos la justicia social cuando suprimimos los obstáculos o diferencias que encara la gente por motivos de género, edad, raza, etnia, religión, cultura o discapacidad”, remarcó, con énfasis en que es deber y derecho de todos construir un mundo y un país más humano y colaborar con los gobernantes para que edifiquen una sociedad más justa y en paz.

Por: Sayra Casillas/CA