toma_secretaria_eduacion_michoacan
El cierre de las instalaciones a manos de maestros será de 48 horas (Foto: Guadalupe Martínez)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Con la toma de las oficinas del nivel Medio Superior y Superior por 48 horas en Michoacán, profesores del ala democrática de este nivel exigieron el pago de los bonos atrasados desde el 2018 correspondientes a más de cien millones de pesos.

Desde temprana hora, los agremiados que pertenecen a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) cerraron la oficina central del nivel Medio Superior para ejercer presión a las autoridades estatales a fin de que se puedan cubrir los adeudos que se mantienen con más de seis mil docentes federalizados.

En este sentido expusieron la preocupación que existe en este nivel puesto que ninguna autoridad educativa los ha atendido a fin de que se pueda establecer un calendario de pagos. En entrevista, el líder sindical Ramón Figueroa advirtió que si no obtienen respuesta contundente del Ejecutivo, entonces radicalizarán más acciones de presión en la capital michoacana y hasta podrían activar un paro de brazos caídos como lo hicieron los institucionales este pasado lunes.

Manifestaron que los docentes ya no quieren acudir a las aulas tras la falta de recursos económicos que se adeudan desde el año pasado y que son un complemento a su salario base. Los trabajadores de la educación del nivel Medio Superior y Superior mantendrán cerrada las oficinas por 48 horas, pero amagaron con manifestarse en la Secretaría de Finanzas del Estado.

El líder del nivel educativo de la Sección XVIII disidente evidenció que no han tenido atención del Comité Ejecutivo que encabeza Víctor Zavala Hurtado y que por ello han tenido que manifestarse de manera individual para establecer acuerdos directos con los encargados de la Secretaría de Educación en el Estado (SEE).

Aunque reconocieron la crisis en la que se encuentra la administración estatal, dijeron que hay una necesidad apremiante en los trabajadores de la educación que necesita ser también atendida de manera inmediata, de lo contrario, más de 46 mil estudiantes podrían ser afectados si se determina activar un paro de brazos caídos.

Cabe señalar que este grupo de profesores ya se ha manifestado en el primer cuadro de la ciudad desde la semana pasada.

Por: Guadalupe Martínez/R