asteroide
La NASA dejó en claro que no representa una amenaza para la Tierra (Foto: Ilustrativa)

Estados Unidos (MiMorelia.com).- La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, más conocida como NASA, anunció que trabaja en una misión para desviar en su trayectoria en el espacio a la luna «Dimorphos«.

A través de su portal señaló que en 2022 esa luna será el objetivo de la Prueba de redireccionamiento doble de asteroides (DART), que es la primera demostración a gran escala de una tecnología de desviación de asteroides para la defensa planetaria.

Indican que la nave espacial DART ejecutará un impacto cinético, es decir, chocará  deliberadamente contra el asteroide para cambiar su movimiento en el espacio.

Además señalan que para marcar esta misión histórica, este objeto recibe su nombre oficial propio Dimorphos; «Tras el descubrimiento, los asteroides obtienen un nombre temporal hasta que conocemos sus órbitas lo suficientemente bien como para saber que no se perderán. Una vez que el sistema Didymos fue identificado como el objetivo ideal para la misión DART, tuvimos que distinguir formalmente entre el cuerpo principal y el satélite», dijo Andy Rivkin, astrónomo investigador y codirector de investigación DART en el Laboratorio de Física Aplicada de Johns Hopkins ( APL), quien construye y administra la misión para la NASA.

Recuerdan que en 2003 el astrónomo Petr Pravec, en el Observatorio Ondřejov en Chequia, rastreaba el brillo de un asteroide aún sin nombre cuando reconoció un patrón consistente con una pequeña luna.

En todo el mundo, los científicos planetarios Lance Benner, en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, y Mike Nolan, luego en el Observatorio de Arecibo en Puerto Rico, reunieron evidencia corroborante. Juntos, los hallazgos apuntaban a la existencia de un asteroide binario.

El asteroide cercano a la Tierra fue descubierto originalmente en 1996 por Joe Montani del Proyecto Spacewatch en la Universidad de Arizona.

«Dimorphos, que significa ‘dos ​​formas’, refleja el estado de este objeto como el primer cuerpo celeste en tener la ‘forma’ de su órbita significativamente cambiada por la humanidad, en este caso, por el impacto de DART», dijo Tsiganis.

Dimorphos, que mide 160 metros (525 pies) de diámetro, es el objetivo perfecto para la prueba DART debido a su órbita alrededor del cuerpo principal más grande Didymos (que mide 780 metros, o 0.48 millas, de diámetro), y debido a que el par es relativamente muy cerca a la Tierra a finales de 2022.

Sólo como comparación, la gran pirámide de Guiza, en Egipto, mide 139 metros, 21 unidades menos que esta luna.

«Los astrónomos podrán comparar observaciones de telescopios terrestres antes y después del impacto cinético de DART para determinar cuánto cambió el período orbital de Dimorphos», dijo Tom Statler, científico del programa DART en la sede de la NASA.

Redacción/rmr