Fausto Vallejo
(Foto: ACG)

Por: Sayra Casillas/@SayraCasillas2

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Tal como estaba previsto, esta tarde el ex gobernador, Fausto Vallejo Figueroa, oficializó su renuncia al Partido Revolucionario Institucional (PRI), en el que militó por más de 40 años.

En evento masivo celebrado esta tarde sobre la plaza Melchor Ocampo, dijo que seguirá trabajando por las necesidades del pueblo de Michoacán y de Morelia, “con el mismo ahínco, amor y pasión” hasta el último día de su vida.

Contrario a lo que se esperaba, no se trató de una andanada de renuncias al tricolor, sólo se trató de Fausto Vallejo, y fue claro al exponer sus motivaciones: “el nuevo PRI no es más que el secuestro de las siglas del partido por una gerencia con decisiones verticales; muy alejadas de las causas y necesidades sociales de la militancia y del pueblo”.

“Me voy con la cabeza en alto, pero sobre todo lo hago de cara a la ciudadanía”, dijo, sobre un estrado en el que lo acompañaron líderes sociales y de comerciantes, comuneros, ex colaboradores en sus gestiones municipales y la estatal, así como su esposa Patricia Mora y sus dos hijos Rodrigo y Fausto Vallejo Mora.

Con una voz en tono medio, pero firme, resaltó que “la nueva gerencia” del Revolucionario Institucional se ha desviado de su ideología, de manera que para él la ruta está orientada a permanecer junto a los valores que le inculcaron sus padres y los que se forjó con el contacto ciudadano.

“Con profundo pesar hemos visto que últimamente, la gerencia del nuevo Partido Revolucionario Institucional se ha alejado de la militancia, de las bases, de las estructuras, ha desconocido a su gente, ha dejado de escuchar a los ciudadanos; ha perdido su identidad filosófica. El de ser un partido político nacional, popular, democrático, progresista e incluyente, comprometido con las causas de la sociedad”.

Sin embargo, reconoció a la estructura del partido: “a esas mujeres y hombres líderes de colonias, organizaciones y campesinos; aquellos que son el primer contacto con el pueblo y los primeros en llevarse los reclamos de los ciudadanos por representar al partido territorialmente, gracias de corazón por acompañarme por más de 40 años en múltiples batallas; a ustedes, mi más sincero respeto”.

Morelia requiere experiencia

Sin aludir directamente a una candidatura que le permitiría buscar la posibilidad de gobernar Morelia por quinta vez, el ahora expriísta remarcó que este municipio requiere, experiencia, compromiso y resultados.

“Confío plenamente en que el trabajo sembrado por años siga cosechándose en la confianza de los morelianos”, externó, sin dejar de comentar que el proceso electoral federal que se avecina es trascendental para el futuro de México, y los habitantes del estado y el municipio deben participar activamente en el proceso local, otorgando su voto a la persona con mejores propuestas”. Señaló.

“Respetamos a José Antonio Meade y los demás candidatos a la Presidencia de la República. Como ciudadano, espero que el proceso se desarrolle con debate de altura y propuestas en lugar de descalificaciones; tengo fe en que sea una elección transparente por el bien de México.  Aspiro a que quien llegue a gobernar está gran nación, volteé a Morelia con inversión histórica que incida en el crecimiento y desarrollo de su pueblo”, añadió.

Inculqué valores a mis hijos

Después del escándalo que generaron los videos de Rodrigo Vallejo junto al ex líder de los Caballeros Templarios, Servando Gómez Martínez, alias “La Tuta”, así como el proceso penal que enfrentó y del cual salió bien librado, Vallejo Figueroa destacó públicamente que en casa inculcó valores a sus hijos.

“Le digo al pueblo de Michoacán y Morelia: a mis hijos les inculcamos valores y principios en la casa, pero como cada persona, ellos son responsables de sus propios actos”, indicó.

Casi para concluir un mensaje que se prolongó por poco más de 10 minutos, refrendó su compromiso de trabajar por las necesidades del pueblo de Michoacán y Morelia hasta el último día de su vida.

“¡Que Viva México! ¡Que Viva Michoacán! ¡Que Viva Morelia!”, exclamó, para retirarse entre un tumulto de simpatizantes que se acercaban para saludarle, fotógrafos, camarógrafos y reporteros que buscaban la confirmación de su candidatura por los partidos del Trabajo y Encuentro Social.

Entre empujones, codazos y peticiones de selfies, recorrió la plancha sobre la cual estalló una granada de fragmentación el 15 de septiembre de 2008; reporteros lograron una breve declaración en torno a los presidenciables: “a los tres aspirantes los respeto y espero que ellos respeten a la ciudadanía, que sean proyectos de altura, propositivos”.

Al ser cuestionado sobre cómo se encuentra de salud, Fausto Vallejo sólo contestó “veme”, al momento en que levantó uno de sus brazos en señal de fortaleza.

Flv Nz