Jesús Melgoza

Los grandes triunfos no los consigue un solo jugador, sino un equipo. Ya lo decía Michael Jordan: “El talento gana partidos, pero la inteligencia y el trabajo en equipo ganan campeonatos”. La frase del destacado basquetbolista es completamente cierta.

La colaboración pareciera más difícil en este momento, cuando varios o todos sus colaboradores están trabajando a distancia. Sin embargo, hay medidas que puede tomar para asegurarse de que su equipo avance efectivamente en el cumplimiento de los objetivos del grupo.

Ya sea en un trabajo presencial o remoto, la clave para trabajar bien en equipo parte de la premisa de sustituir el “yo” por el “nosotros”. En tal sentido, Richard Branson, creador de Virgin, es el mejor ejemplo, ya que en sus artículos y comunicados siempre habla de “nosotros” para referirse a su monumental empresa.

Por ello, estimado lector, si tu labor es la de liderar un equipo, éste tiene que sentirse identificado contigo, debes transmitirle confianza, corregir a través de feedback positivo y motivarlos.

Algunas pautas a seguir pueden ser: comunicación, ante todo; marcar objetivos comunes; asignar roles específicos; negociar para solucionar conflictos y mantener siempre motivado al equipo.

Algo fundamental para que el trabajo en equipo sea exitoso es la comunicación, y la claridad con la que el líder comunica sus instrucciones, ya sea de manera presencial, por videoconferencias, WhatsApp o correo electrónico. Ya sea en una oficina o empresa, es imprescindible que todos sepan hacia qué dirección deben remar, lo cual se consigue a través de las múltiples vías de comunicación que existen.

Es esencial crear metas realizables tanto a corto como a largo plazo. Es algo que propiciará que el grupo esté siempre en alerta y entusiasmado, ya que todos pueden ir colaborando para alcanzar cada objetivo específico y contribuir al objetivo común.

El asignar roles es fundamental para alcanzar el éxito, ya que no todas las personas sirven para hacer lo mismo, así que te corresponde identificar capacidades y talentos y designar tareas acordes con cada uno, para beneficio del grupo.

El hecho de que todos los miembros del equipo se lleven bien es un elemento clave para el buen funcionamiento de la empresa u organización, así que la negociación es una manera adecuada de dejar contentos a todos los implicados.