La legisladora reconoció las acciones de la administración de Silvano Aureoles

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La austeridad y ahorros en la administración pública estatal debe ser real, medible y evaluarse con indicadores su impacto en el saneamiento de las finanzas públicas, afirmó la diputada del PRI por el Distrito 10 de Morelia Noroeste, Yarabí Ávila González.

La legisladora del tricolor se pronunció respecto a los anuncios efectuados por el gobierno estatal, al presentar el Acuerdo del Ajuste de Eficiencia en el Gasto Público y Fortalecimiento a la Economía Familiar, en donde sostuvo que si bien se informa de la fusión de entidades y organismos públicos para disminuir el gasto burocrático y finiquitar a más de 30 por ciento del sector paraestatal, se requiere conocer con transparencia y claridad cómo se hará y los ahorros que representa.

La legisladora reconoció las acciones de la administración de Silvano Aureoles Conejo, sin embargo, expuso que un punto fundamental para que este esquema tenga el impacto deseado, es transparentar las acciones en lo que corresponde a la reducción del gasto corriente.

Recordó que en 2016 el gobierno estatal publicó en el Periódico Oficial del Estado, el Decreto Administrativo de Medidas de Austeridad, Transparencia y Eficiencia del Gasto Público de la Administración Estatal, sin embargo, no se informó de dichos ahorros al Congreso del Estado, por medio de los informes trimestrales, ni a donde fueron redireccionados los recursos.

Yarabí Ávila asimismo, se refirió a la reducción del personal de contrato o de confianza en el gobierno estatal, en donde expuso se deben establecer criterios que no afecten a los grupos sociales más desfavorecidos, porque en una situación tan compleja como la que vive el país, el desempleo sólo agravaría la difícil situación de cientos de familias que engruesan las filas de la pobreza.

La diputada, alertó que de no asumirse con responsabilidad por todo el gabinete las instrucciones del mandatario estatal, se corre el riesgo que el acuerdo que se percibe es signado de buena fe, no tenga los efectos deseados, por lo que hizo un llamado respetuoso a asumir este compromiso, y agregó que el Congreso del Estado deberá hacer lo propio desde su trinchera para enviar un mensaje positivo a la sociedad.