Dichas llamadas se hicieron con teléfonos propiedad del gobierno local, donde se pedía dinero y cotización de servicios a diversos proveedores bajo el nombre de Carlos Ortega, presunto secretario particular de Humberto Arróniz (Foto: Cristian Ruiz)

Por: Cristian Ruiz/@crisruizr1

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El alcalde de Morelia, Raúl Morón Orozco, aseguró que después de haber realizado una denuncia pública y penal por la realización de llamadas telefónicas con fines de extorsión a empresarios y ciudadanos, éstas cesaron, pero sigue en vigor la investigación para dar con los responsables de estos actos.

En entrevista con medios, el edil señaló que la semana pasada reunieron todos los testimonios necesarios para comprobar que dichas llamadas se hicieron con el uso de teléfonos propiedad del gobierno local, a través de las cuales se pedía dinero y cotización de servicios a diversos proveedores bajo el nombre de Carlos Ortega, presunto secretario particular del secretario del Ayuntamiento, Humberto Arróniz Reyes, y las investigaciones están en vigor.

“Dimos parte a las autoridades de justicia, así también a los militares y al área de inteligencia para ver qué se hace en este caso, desde la denuncia no hemos tenido de alguna otra llamada, habrá que ver qué dicen las investigaciones”, explicó.

Señaló que en Palacio Municipal ya se adoptaron medidas de prevención, como el registro de las personas que pueden hacer uso de las líneas telefónicas y protocolos de seguridad para las llamadas que entran y salen del recinto.

“Estas medidas son sólo para tener control, es más que nada estar más atentos, no es cuestión de escandalizarnos, pensamos que es una nueva modalidad para hacer extorsiones, que por fortuna ya no se ha dado”.

Asimismo, dijo que ninguna de las personas que hicieron reportes ante el Ayuntamiento por la realización de estas llamadas hicieron los pagos que el presunto Carlos Ortega pidió como condicionante para entregar apoyos o solicitar un servicio.

Flv Nz