unesco
"Debe lograrse una simbiosis entre gobernantes y ciudadanía y que ésta se involucre en la conservación porque pueden vivir de ello también" dijo (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- «Morelia deberá trabajar de ahora en adelante en generar un turismo sostenible porque es necesario que como una de las fuentes principales de ingresos, aporte para la conservación de los sitios históricos», refirió Francisco Vidargas Acosta, subdirector de Patrimonio Mundial del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y Punto Focal Cultural Nacional ante el Centro del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Dijo que ante la pandemia las ciudades Patrimonio Mundial como Morelia deben generar planes de turismo sostenible para que los ingresos económicos redunden en su conservación, pues no se trata sólo de tener visitantes, ocupación hotelera y consumo, sino se requiere una relación más estrecha entre autoridades municipales, estatales, habitantes y empresarios.

Asimismo consideró importante que el gobiernos estatal y municipal trabajen de la mano para conservación del Centro Histórico de Morelia pues «las ciudades Patrimonio Mundial están regidas por la Convención del Patrimonio Mundial y sus directrices operativas que están por encima de las legislaciones estatales y municipales y es obligación cumplirlas».

Añadió que la contingencia sanitaria permite trabajar en la conservación del patrimonio «inherente a la conservación permanente que deben tener los centros históricos, pues los monumentos son entes vivos en permanente evolución, y la Unesco no se opone a ello, pero sí bajo reglas muy específicas que sirven para la preservación de lo que es el valor universal excepcional por el cual se logró que estos sitios sean reconocidos a nivel mundial».

Añadió que el confinamiento «es la oportunidad de oro para hacer trabajo de mantenimiento a las plazas y a los monumentos» y dijo que lo ideal es trabajar en las recomendaciones generales que han emitido los organismos consultivos de la Unesco como son el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), y el Centro Internacional de Estudios para la Conservación y la Restauración de los Bienes Culturales (Iccrom), además del Centro Internacional de Museos, que ha emitido recomendaciones para el manejo y resguardo de sus colecciones, y para la próxima reapertura al público bajo reglas muy estrictas.

Asimismo reconoció el trabajo que realizan las ciudades patrimonio, en especial Morelia para la protección de la comunidad, «a partir del hecho de que ninguna autoridad en el mundo estaba preparada para afrontar una pandemia de esta naturaleza».

Destacó que el trabajo de reducción de actividad al mínimo de Morelia, San Miguel de Allende, Querétaro y Tlacotalpan, que «atendieron inmediatamente la salud pública, y realizaron trabajos de sanitización» y cerraron espacios públicos.

Mientras subrayó la protección del patrimonio porque «aunque no lo creamos las piedras viejas también resienten esto y el tratamiento de los monumentos va a ser fundamental para recuperar la vida que teníamos, que ya no va a ser igual, y para ello replantear las zonas de convivencia, cuestión en que los monumentos son también pieza fundamental que deben ser tratados para que no sean puntos de contagio».

Por: Fátima Miranda/rmr