Morelia, Michoacán (Boletín).- La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) se encuentra sin recursos económicos para cerrar el 2017, por lo requiere de al menos 850 millones de pesos para cubrir sus necesidades, principalmente el pago de salarios de sus más de siete mil trabajadores.

En sesión del honorable Consejo Universitario, encabezada por el rector Medardo Serna González, los integrantes de ese cuerpo colegiado conocieron a detalle el informe financiero presentado por el tesorero Adolfo Ramos Álvarez, a través del cual quedó establecido que prácticamente ha quedado agotado el presupuesto aprobado para el ejercicio del presente año, habiéndose ejercido un promedio de 250 millones de pesos mensuales como parte del gasto corriente.

Con cierre al 15 de octubre de 2017, se han ejercido dos mil 451 millones 657 mil 227 pesos; las arcas universitarias cuentan con únicamente 27 millones de pesos, por lo que no existe la partida que permita cubrir el pago de la segunda quincena del presente mes.

Durante la exposición del tesorero se recordó que al inicio del año se estableció que el déficit en la Casa de Hidalgo para el 2017 sería de mil 093 millones 913 mil 964 pesos. Pero gracias a una serie de acciones y medidas, incluido el Acuerdo de Racionalidad y Austeridad, en este momento se ocupan alrededor de 850 millones para el cierre del año.

Durante la sesión quedó integrada una comisión de consejeros, la cual tendrá a su cargo la elaboración de documentos que conduzcan a solicitar a los gobiernos federal y estatal recursos para el cumplimiento de los compromisos de la Casa de Hidalgo con sus trabajadores.

Los propios consejeros determinaron los puntos que serán abordados en los documentos que harán llegar a las instancias gubernamentales y dados a conocer a la opinión pública:

  • Solicitar al Gobierno del Estado la aportación de recursos faltantes para pago de la segunda quincena de octubre.
  • Pedir apoyo para el pago de promociones de profesores pendientes.
  • Regularización de prestaciones no reconocidas por la Federación pero que se cubren en cumplimiento a los contratos colectivos de trabajo.
  • Invitación a los sindicatos de la UMSNH para sumarse a acciones de gestión y mostrar su solidaridad para mantener los trabajos normales en beneficio de los más de 50 mil estudiantes.
  • Convocar a consejos universitarios de las otras universidades en problemas económicos para hacer causa común.
  • Invitar al gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo a una sesión de Consejo Universitario para abordar temas de interés de la Casa de Hidalgo.
  • Solicitar al Gobierno del Estado la recuperación de los 400 millones no incluidos en presupuesto 2017 de la UMSNH y pugnar porque sean recursos regularizables.

El Consejo Universitario se declaró en sesión permanente para atender la situación de emergencia económica en la que se encuentra la Casa de Hidalgo.

ljcr