(Foto: Sayra Casillas)

Por: Sayra Casillas/@SayraCasillas2

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Confiado en que obtendrá este domingo los votos suficientes para arribar a la dirigencia nacional del Partido Acción Nacional (PAN), el michoacano Marko Cortés Mendoza, refrendó su llamado de unidad a las 280 mil personas que en promedio integran este órgano político en el país, mismo que planteó posicionar como contrapeso del próximo gobierno federal.

Acompañado de su esposa e hijos, el aspirante a conducir las riendas del blanquiazul acudió a las urnas que se instalaron en el jardín Morelos de esta ciudad. En el estado se habilitaron 87 centros de votación, cada uno con un promedio de 350 boletas.
A nivel nacional se ubicaron mil 500 casillas con la expectativa de que puedan los 280 mil militantes panistas o al menos más del 70 por ciento.

“Por los eventos que tuvimos, por las diversas encuestas que yo tuve en todo el país, estamos hablando de que vamos a ganar esta elección con amplio margen y esto dará un mensaje muy claro hacia el interior del PAN, que ya le demos vuelta a la página, que nos concentremos en lo que sigue. Lo que es importante para el partido es unirnos, viene la toma de protesta del nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador y el PAN tiene que estar preparado”, declaró.

(Foto: Sayra Casillas)

Adelantó que, como primera fuerza de oposición, Acción Nacional tiene que ser una sola voz y caminar en la misma dirección para hacer valer su contrapeso de poder frente a la administración de López Obrador.

“En lo que creamos correcto, adecuado, coincidiremos, pero en todo aquello que consideremos que debilita instituciones, equilibrio de poderes, que limite derechos o libertades, lo combatiremos con toda fuerza”, aseguró, para después remarcar que una de sus metas será arrebatar a los partidos afines a Andrés Manuel la mayoría en el Congreso de la Unión en el 2021.

Llamado a la unidad
Cuestionado acerca de la intención del expresidente de la República emanado del PAN, Felipe Calderón Hinojosa, de crear un nuevo partido político, Marko Cortés se pronunció respetuoso de tal pretensión, pero fue enfático en el sentido de que habrá apertura en el albiazul para todos los mexicanos que quieran sumarse, y también para que regresen los que se fueron.

(Foto: Cortesía)

“Estaré invitando a todos los panistas que se fueron a que regresen, a todos los panistas que se alejaron a que se acerquen y a todos los mexicanos a que vengan al PAN”, expresó, sin dejar de mencionar que para ello tendrán que aceptar sus principios, valores y estatutos.

Prioridades de la nueva dirigencia
Entre las prioridades inmediatas de la nueva dirigencia nacional, y en un posible escenario de triunfo a su favor, Cortés Mendoza enunció “defender” la elección que ganó Felipe de Jesús Cantú, en Monterrey, así como apuntalar los procesos electorales que ya iniciaron en Baja California, Aguascalientes, Durango, Tamaulipas y Quintana Roo.

Para corregir los errores de forma, de fondo, de estilo, atribuibles al PAN, adelantó su intención de proponer una reforma estatutaria en enero del próximo año, “para que se realice en septiembre, cuando cumpliremos 80 años de vida como partido político”.
Algunos de los planteamientos contenidos en dicha reforma están orientados a que la dirigencia no sea juez y parte, la prohibición de alianzas con otros partidos políticos que no sean previamente avaladas por la militancia, así como una política de inclusión y la apertura del padrón.

AC