La Unión de Padres también pidió al gobierno de Chiapas y a la SEP que garanticen el derecho de los niños

Ciudad de México (MiMorelia.com).- La Unión Nacional de Padres de Familia calificó de lamentables e inadmisibles las acciones realizadas por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en el estado de Chiapas, donde agredieron e insultaron a maestros públicamente.

La presidenta de la Unión Nacional de Padres de Familia, Consuelo Mendoza García, hizo un llamado al gobernador del estado de Chiapas, Manuel Velasco Coello, a aplicar todo el peso de la ley contra los agresores de los maestros para que este caso no quede impune.

«No es posible que los maestros que valientemente acudieron a cumplir con su labor educativa queden a merced de estos agresores que se hacen llamar maestros, sin que la autoridad haga algo por protegerlos«, añadió Mendoza García.

Consuelo Mendoza afirmó que «se deben garantizar las condiciones de seguridad de todos los maestros, de éste y los demás estados donde tiene presencia la CNTE, para que puedan ejercer libremente su profesión, además se deben proteger también a alumnos y padres de familia, para que puedan acudir sin temor a los planteles escolares«.

«La Secretaría de Educación Pública debe tomar cartas en el asunto para separar de su cargo a maestros que hayan participado en esta agresión y no permitir que vuelvan a pisar un aula de clases«, dijo la representante de la UNPF.

La Unión de Padres también pidió al gobierno de Chiapas y a la Secretaría de Educación Pública que garanticen el derecho de los niños a cursar ciclos escolares completos y que no se permita la suspensión de clases en ningún plantel escolar.