Morelia, Michoacán (Boletín).- “La educación es fundamental para el desarrollo de Michoacán, por lo que es necesario cerrar filas en beneficio de los maestros y de este sector”, señaló el diputado Antonio Soto Sánchez, tras pronunciarse a favor del Punto de Acuerdo por el que se exhorta al Gobierno Federal para que reasignen recursos para resolver el déficit educativo en la entidad.

El legislador, integrante del Grupo Parlamentario del PRD en la LXXIV Legislatura Local, se pronunció a favor de dar certeza a los docentes en cuanto a sus salarios, por lo que consideró necesario y apremiante que se destine una partida presupuestaria y se federalicen las plazas estatales vigentes.

“No podemos oponernos a poner por delante el tema educativo, lo más importante es la educación de nuestras niñas, niños y jóvenes, y su derecho a no perder clases por falta de pagos a los maestros”, manifestó.

Por lo anterior, consideró oportuno y viable que hoy en el Congreso del Estado se avalara este exhorto, en el que se pide que se reasignen los recursos para atender el problema que se tiene en el sector educativo.

Enfatizó que es urgente que los secretarios de Hacienda y Crédito Público y de Educación Pública Federal y el propio Congreso de la Unión atiendan el exhorto avalado, hoy, por el Pleno de la LXXIV Legislatura Local, al referir quien se oponga a ello, reflejaría que está en contra del interés superior.

En el tema educativo, consideró, que aún y cuando existan diferencias de opiniones, no se debe escatimar esfuerzos en la tarea de buscar el beneficio común y atender este tema que interesa a las y los michoacanos.

Soto Sánchez llamó a privilegiar el interés común y el desarrollo de Michoacán y recordó que el problema que se vive en este sector es de varias administración atrás, el cual se generó ya que “la Federación no transfirió los recursos que estipulaba el convenio de colaboración en la materia y de esta manera se fue generando un déficit presupuestal de aproximadamente cinco mil millones de pesos anuales, tan sólo en el tema educativo, afectado este rubro y también a las finanzas estatales”.

Recordó que el Acuerdo Nacional para la Modernización Educativa Básica de 1992 y el Acuerdo por la Calidad Educativa del 2007, establecían que las aportaciones que debía realizar la Federación serían del 88 por ciento y el Estado cubriría el restante 12 por ciento de los recursos totales.

“En realidad, actualmente, la composición porcentual de las aportaciones de recursos es de 73.4 de la Federación y 26.6 por parte del Estado; es decir, Michoacán tiene que aportar más del 100 por ciento de lo pactado y el estado no cuenta con los recursos para hacer frente a las demandas que se tienen en el sector, lo cual ha generado graves problemas y lo que queremos hoy es apoyar a los maestros y a los alumnos y buscar esquemas para que este problema se resuelva de fondo”, finalizó.

ZM