Es necesario que existan acciones para despresurizar la situación de agobio sobre las finanzas del estado, señaló la diputada (Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- Más que discursos lo que Michoacán requiere del Gobierno de la República son hechos concretos para cristalizar de manera inmediata la federalización de la nómina educativa, subrayó la diputada Araceli Saucedo Reyes.

La diputada apuntó que en estos momentos más que la buena voluntad manifestada en palabras por el presidente de la República para concretar lo que es una urgencia para Michoacán.

“Han pasado ya más de tres meses desde que el titular del Ejecutivo Federal manifestó que se daría la federalización de la nómina, sin que exista claridad para cuándo, lo que implica una bomba de tiempo para Michoacán debido a que el recurso para pagar a los trabajadores del sector educativo ya se terminó”.

Araceli Saucedo Reyes refirió que en su reciente visita por tierras michoacanas, el presidente Andrés Manuel López Obrador una vez más aseguró que se va a federalizar la nómina educativa y que incluso Michoacán será modelo en la materia.

“El problema es que más allá de los discursos, no se ve para cuándo la federación va a asumir este tema, lo que resta seriedad, certeza y credibilidad a las palabras que aquí vienen y se dicen, porque en los hechos aún no hay nada”.

La legisladora hizo votos porque la federación no pretenda aprovechar políticamente una situación de crisis grave por la que atraviesa el estado, y consideró apremiante que los compromisos en la materia se aterricen de manera inmediata.

PO