controversia constitucional 
Participa Michoacán en la Reunión Interestatal Noreste Covid-19 en Durango (Foto Cortesía)

Durango, Durango (MiMorelia.com).- Debido a la inequitativa distribución de los recursos de la Federación para estados y municipios, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, urgió a la presentación de una controversia constitucional contra la Ley de Coordinación Fiscal durante la Reunión Interestatal Noreste Covid-19, que se celebró en Durango.

«No perdamos tiempo, que se avoquen los titulares de finanzas y los equipos jurídicos para que ya presentemos la controversia constitucional para la revisión del Acuerdo de Coordinación Fiscal. Declaremos en sesión permanente a nuestros compañeros y el equipo de abogados fiscalistas, para que lo más pronto posible presentemos la controversia», señaló.

Incluso, el mandatario michoacano insistió en hacer públicos y presentar al Gobierno Federal los gastos que los estados han hecho para hacer frente a la contingencia sanitaria por Covid-19, a pesar de los recortes y cancelación de programas federales durante la crisis de salud.

En otro tema y ante la presencia de los gobernadores Jaime Rodríguez, de Nuevo León; Miguel Riquelme, de Coahuila; Francisco García Cabeza de Vaca de Tamaulipas y José Rosas Aispuro, de Durango, el gobernador de Michoacán, consideró indispensable la elaboración de protocolos para retomar las actividades escolares, económicas y productivas en cada uno de los estados, ante la presencia permanente que tendrá el virus en la actualidad.

“El virus llegó para quedarse y lo que necesitamos es aprender a vivir de otra manera, a reinventarnos; propongo que los equipos de salud y de economía se avoquen a trabajar en los protocolos que establezcan una redimensión de los grupos de niños en las aulas, acotar los horarios y ampliar los turnos, entre otros temas», detalló.

Finalmente puntualizó que el objetivo de los protocolos, mismos que se pondrían a consideración en una próxima reunión a desarrollarse en Michoacán, es el de retomar las actividades escolares, económicas y productivas con medidas que no pongan en riesgo la salud de los mexicanos.

Boletín/PO