Tras 45 minutos de intentos fallidos, Darby acudió a la estación de bomberos

Estados Unidos (Rasainforma.com/Mar Pérez).- Darby Risner, una adolescente estadounidense quiso jugarle una broma a sus amigas durante una pijamada, por lo que se puso la máscara de una botarga del dinosaurio Barney, icono infantil de la década de los 90’s.

Sin embargo, la broma no le salió bien, ya que cuando quiso quitarse la máscara se quedó atorada y tuvo que ser llevada a una estación de bomberos.

“Quería asustar a mis amigas, así que me puse la máscara y las esperé bajo las escaleras… no se asustaron” y agregó que cuando se dio cuenta de que no se podía quitar la máscara entró en pánico.

Tras 45 minutos de intentos fallidos, Darby acudió a la estación de bomberos, donde los miembros lograron liberarla entre risas.