Estados Unidos (MiMorelia.com).- Gary Rogers, uno de los vecinos de la comunidad de Monck Corner en Carolina del Sur, se encontraba grabando a un cocodrilo que caminaba en el jardín de una de las viviendas del lugar, y captó el momento en el que reptil «tocó» al timbre de la puerta y luego se retiró.

«El cocodrilo no fue nada agresivo, estaba paseándose tranquilamente. Se veía que sólo quería cruzar la barda y meterse a la alberca del patio trasero», afirmó Gary Rogers en una entrevista.

En la grabación se observa cómo el lagarto se apoya sobre la puerta, comienza a pararse sobre sus patas y con su hocico toca el timbre del domicilio.

La dueña de la casa, Jamie Bailey, no se encontraba en su hogar cuando ocurrió este hecho.