La Sedesol determinó que el lugar no cuenta con las medidas de seguridad para su buen funcionamiento y salvaguardar la integrad de los menores

Mazatlán, Sinaloa (Rasainforma.com/Miriam Arvizu).- Personal de la Coordinación Municipal de Protección Civil arribaron la mañana de este viernes a las instalaciones de la guardería Filadelfia ubicada en la colonia Casa Redonda de esta ciudad, para instalar los sellos de suspensión de operaciones ante el “grave error” en el que personal de esa estancia incurrió al entregar a un niño a personas desconocidas y no a sus padres.

Alfredo Galaviz Solís titular de la dependencia informó que desde las 7:00 horas, no se permitió que los padres de familia dejaran a los 17 menores que asistían diariamente a esa guardería.

En los sellos de suspensión se detalla que ese lugar no cuenta con las medidas de seguridad para su buen funcionamiento y salvaguardar la integrad de los menores.

Cabe recordar que la guardería Filadelfia opera con recursos de la Secretaría de Desarrollo Social  (Sedesol) y la mayoría de los menores que acudían son hijos de mujeres trabajadoras del parque Bonfil, esto de acuerdo con información de Sergio Victorino, Canal 7, Televisoras Grupo Pacífico.

El hecho

La tarde del jueves 19 de mayo una aparente confusión provocó momentos de desesperación y miedo entre los familiares de un menor de 2 años que fue reportado por unas horas como desaparecido.

El hecho se registró en la guardería Filadelfia ubicada en la colonia Casa Redonda de Mazatlán, ya que personal de dicha estancia entregó al niño Oscar “N”, a dos jovencitas desconocidas por los padres del menor.

Oscar “N”,  fue recogido a las 17:00 horas, según la versión de las dos jóvenes,  señalaron que se trató de un favor a una amiga de ellas de nombre Gladis quien les pidió que fueran a la guardería por su hijo Jahir, pero por error y descuido y sin ningún tipo de acreditación solicitada a las jóvenes, en la estancia le entregaron a un niño equivocado, es decir a Óscar.

Manifestaron que tenían más de un año que no veían al niño Jahir, por lo que se confundieron y desconocieron el «cambio de niño» al ser ambos de edad similar, horas después al tener comunicación con Gladis, se sorprendieron pues les dijo que Jahir ya estaba con su esposo por lo que traían a un niño equivocado.

Luego de haberse difundido la alerta en redes sociales y tras estar envueltas en la confusión, las dos jóvenes regresaron a la guardería para entregar al menor ante el enojo de los padres, familiares y curiosos que las señalaban como responsables del robo por unas horas del menor.

Pero en repetidas ocasiones ellas manifestaron que el error fue en la guardería.

Las dos jóvenes fueron llevadas a rendir su declaración al igual que el personal de la guardería que entregó al menor sin el debido procedimiento, esto como parte de la investigación con la que se permita deslindar responsabilidades de este hecho.