Por: axelsip7

España (MiMorelia.com).- En un juego de futbol disputado hace unos días entre niños de 7 y 8 años, se dio una situación peculiar cuando uno de los pequeños convirtió un gol de tiro libre y fue a celebrarlo con sus compañeros.

En una muestra de inocencia, los propios rivales, incluido el portero corrieron para lanzarse en una montaña de niños para felicitar al goleador. El hecho fue registrado en La Orotava, un municipio perteneciente a Santa Cruz de Tenerife, en España.