“La amo mucho”, manifestó la pequeña de 2 años al referirse a su hermanita (Foto: YouTube)

Estados Unidos (MiMorelia.com).- “Será un largo día y ya fue una larga noche”, comenta Esther Anderson al ver aparecer llorando a su hija Ellia. Sin embargo, ese llanto no duró mucho porque la pequeña encontró pronto consuelo.

Una tierna escena cambió el panorama. Aún con la visible muestra en los ojos por haber llorado, Ellia, de dos años de edad, acude a su hermana Tessa, quien apenas tiene un mes de vida, y la abraza hasta lograr calmarse.

Según se observa en el video de la bloguera Esther Anderson, residente en Miami y quien graba varios momentos de su existencia, el encuentro de sus hijas es enternecedor, donde muestra las caricias de Ellia hacia la recién nacida. “La amo mucho, la amo mucho”, señala, para después, ya con una sonrisa en su rostro, proteger a su hermanita.

Así quedó demostrado que el simple abrazo a un ser querido puede ser suficiente para pintar cualquier día del color predilecto de las personas, como le ocurrió a Ellia.