El arca pesa aproximadamente 2 mil 500 toneladas

Holanda (Rasainforma.com).- A fin de salvar a su familia y a multitud de parejas de animales del diluvio universal, Noé construyó una enorme arca por orden de Dios, esa es la historia bíblica que los fieles católicos han escuchado y saben desde pequeños, dicho pasaje llevó al carpintero holandés Johan Huibers a construir su propia embarcación.

Será durante el próximo verano 2017, cuando la barca atraviese el océano Atlántico. Y no es que se aproximan de nuevo cuarenta días y cuarenta noches de lluvias incesantes, es un gran desafío del holandés, gran devoto católico, quien finalizó la construcción de su descomunal arca hace ya cuatro años.

Hasta ahora no había sido más que una atracción turística, pero en los próximos meses planea ir un paso más allá. Su objetivo es utilizarla para hacer un viaje de más de 8 mil kilómetros desde Holanda hasta Brasil, cruzando el océano. Todo por difundir la palabra de Dios y el mensaje de la Biblia.

Huibers está completamente convencido de que su barco está preparado para superar el reto. Tiene capacidad para transportar a 5 mil personas al mismo tiempo, mide 125 metros de largo, 29 de ancho y 23 de alto; y su peso aproximado es de 2 mil 500 toneladas.

“El arca es una réplica interactiva e informativa, un centro cultural bíblico”, comenta el carpintero, que acaba de lanzar una ambiciosa campaña de crowdfunding para obtener los fondos necesarios para llevar a cabo su viaje.