Ya había hecho lo mismo contra Japón y ahora los sirios esperan clasificar a Rusia 2018 (Foto: YouTube)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- Siria, un país castigado por la guerra civil desde  hace seis años, con miles de refugiados y donde intervienen grupos extremistas como el Estado Islámico y otras naciones, entre ellas Estados Unidos, Rusia e Irak, fue noticia en el mundo de la web, pero no debido a ese conflicto, sino al deporte.

Durante el partido celebrado en el Estadio Hang Jebat, de Malasia, el pasado 13 de junio entre China y Siria dentro de las eliminatorias de Asia rumbo al Mundial de Futbol de Rusia 2018, el portero sirio Ibrahim Alma realizó un curioso despeje desde su marco, que le dio la vuelta al mundo.

El arquero, de 25 años de edad y jugador del Al-Ittihad, de Aleppo, mandó un pase como si fuera un saque de voleibol, con precisión y lo envió a unos 50 metros de distancia. La escena fue grabada y difundida en YouTube, en algo inusual en el balompié, aunque ya lo había hecho ante Japón.

Al final, el encuentro finalizó con empate a dos goles, que mantiene a los sirios en el cuatro lugar del grupo A con nueve puntos, tres menos que Uzbekiztán, y con posibilidad todavía de acceder al mundial futbolístico del próximo año.

Por ahora ya clasificó Irán con 20 unidades y la República de Corea está en camino al tener 13, por 12 de Uzbekistán y nueve de Siria. Los dos primeros pasan al Mundial y quien quede tercero disputará el pase al repechaje con la escuadra que esté en tercer sitio del grupo B, en encuentros de ida y vuelta. El triunfador de la llave buscará la clasificación a Rusia con un equipo de la Concacaf, programado para noviembre próximo.

A Siria le restan dos partidos. Ante Qatar el 31 de agosto, y contra Irán el 5 de septiembre, para ver si le alcanza y disputar así su primera copa del mundo en futbol, un logro que seguramente causará ánimo en la castigada población siria.