Ostiones, almejas, mejillones, algunos de los productos con riesgo de contaminación por esa causa (Foto: Archivo)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), a través de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris), vigila que no haya presencia de Marea Roja en las playas michoacanas, para con ello evitar posibles intoxicaciones entre la población.

Desde el 2004 no ha habido presencia de ese fenómeno natural en nuestro estado, por lo que el consumo de moluscos bivalvos, es decir de ostiones, almejas, mejillones, callo de hacha, ostras y vieiras, obtenidos de las playas estatales sí está permitido, pues no existe riesgo alguno para la salud.

La Marea Roja consiste en la multiplicación masiva o exagerada de micro algas que están presentes en el mar y que llegan a generar sustancias tóxicas que pueden ocasionar la muerte masiva de peces, animales marinos y hasta del hombre, por el consumo de moluscos bivalvos contaminados. Sin embargo por el momento no existe riesgo sanitario.

El cambio climático que se ha generado en el planeta en las últimas décadas, es el causante, en gran parte, de esta situación, y los moluscos que pueden contaminarse con estas toxinas son los ostiones, almejas, mejillones, caracoles de mar, callo de hacha, callo de margarita, pata de cabra, pata de mula, tichidas y otros más.

Es por ello que la Secretaría de Salud monitorea las playas michoacanas de manera permanente, para que en caso de presencia de Marea Roja se pueda alertar a tiempo a los vacacionistas y población en general.

Para esta vigilancia, el personal de la Jurisdicción Sanitaria de Lázaro Cárdenas se encarga de tomar muestras al agua de mar, para ser analizadas en el Laboratorio Estatal de Salud Pública. Los resultados de las muestras tomadas han salido dentro de norma.

El año pasado se tomaron 82 muestras de agua marina para poder determinar que no hubiera dinoflagelados de florecimientos algales nocivos; además de ocho muestras de moluscos bivalvos para determinar que no tuvieran concentraciones de saxitoxinas, es decir sustancia tóxica para el ser humano.

Para la vigilancia permanente también se organizan reuniones con el Subcomité Local Interinstitucional de la Vigilancia Epidemiológica del Molusco Bivalvo y Marea Roja con sede en Lázaro Cárdenas.

En caso de que se presentara la Marea Roja en Michoacán se implementaría una veda sanitaria temporal, que no es más que la prohibición para la extracción, venta y consumo de los moluscos bivalvos por parte de la autoridad sanitaria.

Los síntomas de una intoxicación por consumo de moluscos contaminados con toxinas son hormigueo, parálisis de piernas o brazos, vómito, dolor abdominal, diarrea y dificultad para respirar. En estos casos la recomendación es acudir de inmediato con un médico al centro de salud más cercano.