feminicidios, arzobispo de Morelia, víctimas, mujeres, violencia de género, sociedad, acompañamiento jurídico, Garfías Merlos, centros de escucha
El clérigo opinó que el aumento de la muerte de mujeres por violencia de género es un problema de seguridad, político, social y familiar (Foto Facebook: Arquidiócesis de Morelia)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Ante los hechos recientes de los feminicidios de Jessica González Villaseñor y Xitlali Elizabeth Ballesteros Heredia, el arzobispo de Morelia, Carlos Garfías Merlos, recalcó que el alarmante aumento de la muerte de mujeres por violencia de género se convirtió en un problema de seguridad, político, social y sobre todo familiar; además de que se violan los derechos humanos.

“La violencia contra la mujer constituye un ultraje vergonzoso a la dignidad humana y una grave violación de los derechos humanos fundamentales. Estas situaciones son una afrenta a los valores fundamentales que todo ser humano tiene, promueven y defienden todas las culturas y todos los pueblos, valores arraigados en la misma naturaleza de la
persona humana”, expresó el arzobispo al leer un posicionamiento.

En conferencia de prensa virtual, el clérigo hizo un llamado a la sociedad para que se exija que se conozca la verdad sobre estos lamentables casos; se castigue a quienes resulten culpables y se haga todo lo pertinente para que estos hechos no vuelvan a suceder.

“Hagamos todo lo necesario para que estos hechos no vuelvan a suceder, nos unimos a los gobiernos, sociedad civil, instituciones de todo tipo, iglesias; para hacer conciencia en
nuestro pueblo sobre las consecuencias de estos crímenes feminicidas, que afectan a familias, a toda la sociedad, pues todas las mujeres tienen un papel fundamental en la sociedad; estamos llamados a defender su dignidad, promover su valor y su desarrollo integral como personas”, recalcó.

En ese sentido, el mitrado de Morelia indicó que tuvieron acercamientos con la Fiscalía General, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas y otras autoridades para dar acompañamiento jurídico a las mujeres, sobre todo en la violación de derechos humanos; iniciativa que se implementaría en Michoacán, Guanajuato, Guerrero, Estado de México y ampliarlo a otras entidades como Jalisco y Colima para crear un “círculo de paz”.

“El acompañamiento jurídico, que le toca a la autoridad civil, es lo que buscamos implementar con estos convenios y las instancias de gobierno que atienden a las víctimas, de generar que se dé la verdad y justicia. Todo mundo piensa que si se castiga al culpable, con eso sana la víctima; no es cierto, tenemos que aprender que acompañar psicosocial y espiritualmente; en la parte jurídica (es a la autoridad civil) a quién le toca que se conozca la verdad”, mencionó.

Garfías Merlos recordó que en la Arquidiócesis de Morelia también se tienen los Centros de Escucha, que en promedio atienden entre 15 y 20 féminas, en el que se tiene un programa de autoayuda en la mujer violentada, pero que se capacitan “facilitadoras” para que puedan darle un acompañamiento psicosocial y espiritual; pero en los que se busca también tener programas de prevención en niños y adolescentes.

Por: Josimar Lara/SJS