(Foto: Cortesía)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Las quejas presentadas ante el Consejo Estatal para Prevenir y Eliminar la Discriminación y la Violencia, van a la alza, ya que en el semestre del 2018 el número no rebasó las diez, mientras que en lo que va del año la cifra llegó a las 30 querellas, de las cuales, la mayoría son por violencia escolar, seguido de motivos de orientación sexual, así como discapacidad motriz y visual.

El titular de la dependencia, Alberto Hernández Ramírez en entrevista con los medios, comentó que a raíz de que el Consejo es más conocido por los ciudadanos tras la difusión del gobierno en los municipios, el número de quejas aumentó considerablemente, lo cual es una noticia positiva, porque de esa manera se avanzará en la eliminación de la discriminación.

Informó que en 2016 cuando se conformó el Consejo apenas registraron tres quejas, en 2017 aumentó la cifra a 50, en 2018 48 y en lo que del 2019 el número de querellas es de 30, por tanto, dijo que al finalizar este año, se prevé que la cifra llegue a los más de 100 casos, los cuales son sujetos a sanción administrativa o económica, según la gravedad del acto.

Las principales causas por las que los michoacanos presenta las quejas ante el Consejo, son la violencia escolar, tanto en planteles privados como públicos, seguido de la laboral, por motivos de orientación sexual, violencia de género por condición social y discapacidad visual o motriz.

Explicó que aunque hay un mecanismo de conciliación de quejas para llegar a acuerdos entre el victimario y el agresor, los integrantes del Consejo una vez que registran la querella inician un seguimiento para evitar que se vuelva a cometer el acto de violencia o discriminación, incluso, dijo que se realizan capacitaciones para los funcionarios e instituciones con mayor número de señalamientos.

Hernández Ramírez, lamentó que los michoacanos aún no tienen la cultura de la denuncia, pues todavía hay una cifra menor comparado con los casos que se presentan todos los días en diferentes sectores de la sociedad, por ello, dijo es importante que los ciudadanos presenten las inconformidades.

Este miércoles, se llevó a cabo la toma de protesta de los nuevos seis integrantes de la Junta de Gobierno de este organismo por los próximos tres años, quienes son: Anselmo Ruíz Martínez, licenciado en Derecho; Anayeli Hernández León, traductora de lengua de señas: Magdalena Vargas García, dueña del negocio «Gato Sordo»; Jean Cadet Odimba, académico de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH); Teodoro Barajas Rodríguez, profesores de la Casa de Hidalgo y Laura Guillén Loera, maestra en administración.

CA