Araceli Saucedo Reyes, Norberto Antonio Martínez Soto, Octavio Ocampo Córdova y Antonio Soto Sánchez, integrantes de la LXXIV Legislatura Local (Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- La violencia nunca debe ser camino para dirimir las diferencias, pues ésta nunca funda condiciones sanas de relación, sino que por naturaleza tiende a la destrucción, subrayaron los integrantes del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (GPPRD).

Los actos de violencia –refirieron- no deben ser tolerados ni pasados de largo, pues omitir su existencia genera un silencio pernicioso y cómplice de conductas que hay que erradicar en el ámbito social y político.

Subrayaron que la crítica, la discusión, el debate de ideas, la diferencia de opiniones no sólo son válidas sino necesarias en una democracia, sin embargo, no debe permitirse que sean pretexto para cruzar la línea hacia horizontes en donde se atente contra la dignidad y la integridad física de las personas.

Consideraron que hoy más que nunca México y estados de Michoacán precisan que todas y todos asumamos con responsabilidad establecer relaciones basadas en el respeto pese a las diferencias que puedan existir, relaciones que no funden descrédito, odio y violencia.

Por ello reiteraron su respaldo pleno a las diputadas Miriam Tinoco y Wilma Zavala, ya que “la solidaridad es un paso necesario y fundamental para inhibir acciones que vulneren los derechos de nuestras compañeras, por ello el Grupo Parlamentario del PRD les brindará siempre un total respaldo y apoyo”.

PO