(Foto ilustrativa)

Por: Miriam Arvizu

Nueva York (Rasainforma.com).- Luego de recibir una amenaza de bomba, un total de 530 personas que viajaban en el vuelo 441 Lufthansa, fueron desalojadas del avión que salió de Houston con destino Frankfurt, mismo que fue desviado al Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York.

El hecho ocurrió aproximadamente a las 20:30 horas del lunes, hasta el momento no hay reportes de heridos; las operaciones del aeropuerto no resultaron afectadas, pero el avión fue llevado a un área lejana de la terminal aérea.

En su cuenta de Twitter (@JFKairport), la terminal aérea informó que autoridades supervisaron las labores de inspección. “No hay otros vuelos o terminales afectadas”, señaló.