Espero que ya se te haya bajado el efecto de las empresas que invierten en marihuana que platicamos la semana pasada. En esta ocasión vamos a cambiar radicalmente de tema porque te quiero platicar de un beneficio muy poco conocido por las personas.

Hablando de temas de impuestos, los empleados y asalariados tienen muy pocos gastos que pueden deducir para bajar el importe que tienen que pagar en su declaración anual. Esto genera, en consecuencia, muy poco incentivo para que tengan una planeación de largo plazo de sus ingresos.

Un empleado piensa que para lo único que le conviene ahorrar es para necesidades de corto y mediano plazo como un viaje o un coche pero no tiene la visión de largo plazo que le permita, desde ahora, ir construyendo un ahorro para cuando esté anciano.

Ya hemos platicado en otras ocasiones que el gobierno se dio cuenta que el sistema de pensiones en México era insostenible por lo que, en 1993 hizo unos cambios que luego concluyó en 1997 con la creación del sistema de AFORES que actualmente tenemos.

Lo que sucedió es que el gobierno se deslindó de la responsabilidad de mantener a la población anciana del país para que cada quien se encargue de preparar su retiro mientras trabaja. De esta manera, todos los que tenemos AFORE, cuando nos jubilemos, no vamos a recibir nada del gobierno y viviremos del saldo que tengamos en nuestra cuenta individualizada para el retiro.

También en ocasiones anteriores te he explicado cómo, con la forma en que está construido el sistema de las AFORES; solamente recibirás menos del 30% de tu último sueldo a lo que se le llama Tasa de Reemplazo. Si ahorita que estás joven no te alcanza imagínate cuando estés viejo y recibas solo 3 mil por cada 10 mil que ganabas pero ahora con todos los achaques de la edad y sin poder seguir trabajando. Se te va a poner de a peso, créeme.

Justamente buscando aliviar un poco ese sombrío futuro, la ley contempla un incentivo para que las personas, desde jóvenes, ahorren más para que cuando se retiren tengan una mejor calidad de vida. Este incentivo son los PPR que significa Plan Personal de Retiro.

El PPR se trata de una cuenta que apertura una persona y en la cual irá depositando de manera constante una cantidad la cual podrá utilizar cuando se jubile a los 65 años. Como se trata de un dinero que no podrás usar en muchos años, algunas personas podrían pensar que no vale la pena hacerlo por lo que la ley te da un beneficio fiscal. En la ley del ISR se indica que, adicional a las deducciones personales que puedes hacer, si usas un PPR podrás deducir también lo que le metas ahí hasta por un máximo del 10% de tus ingresos del año. Este 10% es adicional al límite que ya tienen las deducciones personales y que es del 15% de tus ingresos. Es decir, si ganas 100 mil en el año solamente podrías, de manera normal, deducir 15 mil pesos en doctores, colegiaturas e intereses hipotecarios. El PPR te da otros 10 mil para deducir si los ahorras para el retiro lo que te daría la posibilidad de que tus deducciones del año fueran de hasta 25 mil pesos para este ejemplo.

La verdad este ahorro te podría generar incluso un saldo a favor que te otorgaría una devolución en tu declaración anual. Si esa devolución la usas para el PPR del siguiente año comenzarían un círculo virtuoso en la que las devoluciones de impuestos te estarían ayudando, cada año, a tener tu PPR.

Para seleccionar un PPR te voy a dejar unos tips:

  • Nunca lo abras en pesos. El dinero a través del tiempo pierde valor por lo que si ahorras en pesos tu dinero irá valiendo menos y cuando lo ocupes a los 65 años podrías llevarte una decepción.
  • Existen PPR´s en dólares y en UDIS. Te recomiendo uses los de UDIS ya que mantendrás el valor de tu dinero a través del tiempo y no tienen riesgo. Los dólares son muy volátiles y no te aseguran ganancia.
  • Contrata con un especialista. Dado de que un PPR te debe otorgar seguridad y respaldo la institución más adecuada para contratarlo es una aseguradora. Te lo comento porque algunos bancos o casas de bolsa los ofrecen pero las estrategias de inversión no siempre son rentables y, si se trata de un ahorro para el retiro, no deberías exponerlo a riesgos de mercado. Tengo clientes que han tenido por varios años un PPR en casas de bolsa o bancos y tienen saldos menores a los iniciales. No digo, bajo ninguna circunstancia que las estrategias de inversión son malas, lo que si digo es que si esa lana la necesitas segura para cuando estés viejo, no la expongas a riesgos del mercado ya que puede que te dé o puede que no pero para que le buscas si hay estrategias sin riesgo.
  • No son muy recomendables las aportaciones voluntarias a la AFORE. La razón es que justamente la propia AFORE determina en qué se invierte y, como lo vimos el año pasado, hay momentos en que las estrategias generan pérdidas. Es cierto que en el largo plazo se puede recuperar, pero un PPR no es una estrategia especulativa, es una estrategia de seguridad, apuéstale por la certidumbre y lo único que te da certidumbre es la inflación ya que, el 99% de las veces sube y con ella tu dinero.

Espero no recibir, como en otras ocasiones, comentarios de molestia de parte de funcionarios bancarios o de casas de bolsa pero esa es la realidad. Hay instrumentos que pueden ser usados para buscar rendimientos cada vez más altos pero los PPR no son uno de ellos. El ahorro para el retiro debe ser lo más seguro y tranquilo posible para tengas la certeza de que, cuando te jubiles, tendrás más de lo que metiste porque al final de cuentas será lo único que tengas para vivir.

Si quieres que te recomiende esquemas de PPR o instituciones para ello búscame y platicamos. Son decisiones que debes tomar informado.

Si tienes alguna duda específica que quieras resolver o tema que quieres que platique en este espacio pregúntame en mi correo inteligenciaenfinanzas@gmail.com, a mi twitter @RockBrokers o en www.facebook.com/rockbrokers/