Se debe al Proyecto Anual de Inversión (Foto: Ilustrativa)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Alfredo Martínez Martiñón).- A los primeros cinco meses del año ya se rebasan las 300 muertes maternas en territorio mexicano, donde el 17 por ciento no recibió atención médica en instalaciones médicas, según datos de la Secretaría de Salud (SSA).

Asimismo, los decesos de féminas en edad de riesgo representan prácticamente dos de cada 10, pues las del rango entre 10 y 14 años hubo uno, igual al de 45 a 50; es decir, tanto las más pequeñas como las mayores. En tanto, de 15 a 19 años, registraron 39, y las de 40 a 44 años, otras 19, para totalizar 60 casos.

De enero al 30 de mayo del presente año, van 306 defunciones de ese tipo en México, los cuales ocurren durante el embarazo, en el trabajo de parto o dentro de los 42 días posteriores a dar a luz. Eso arroja un promedio de dos diarias, donde 85 se debieron a enfermedad hipertensiva, y 62 por hemorragia obstétrica; ambas significaron casi la mitad, con el 48 por ciento general.

Por aborto sumaron 21; de embolia obstétrica, 15, para alcanzar entre las dos el 11.7 por ciento y ser las principales causas.

En tanto, 56 mujeres fallecidas no recibieron atención en clínicas, centros de salud y hospitales, que equivalen al 17 por ciento del total, sin especificar las razones. No obstante, son siete casos menos a la misma semana de 2015, cuando se presentaron 59.

Continúa el Estado de México a la cabeza, con 55 muertes maternas, por sí solo el 18 por ciento. Después se encuentran Chiapas, que contabiliza 26; Puebla, 19; Veracruz, 18; Guerrero, 17, y Jalisco, 15. Los seis concentran casi la mitad, el 49 por ciento.

Abajo están Nuevo León, que reporta 13; Guanajuato, 12; Oaxaca, Sonora y Chihuahua, 11 cada uno; Ciudad de México y Michoacán, 10 decesos; Sinaloa, ocho; Baja California, Coahuila y Durango, siete; Quintana Roo e Hidalgo, seis.

Querétaro y Tabasco llevan cinco; Morelos, Tlaxcala y Yucatán, cuatro; Campeche, Nayarit y San Luis Potosí, tres; Tamaulipas y Zacatecas, dos; Colima y Aguascalientes, uno. Hasta el momento, sólo en Baja California Sur, no hay decesos maternos.