crimen
La entidad se posicionó en el lugar 22 nacional por cantidad de delitos denunciados en 2020 (Foto Ilustrativa: Red 113)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Al reconocer que el homicidio doloso representa un reto para Michoacán donde en el último año incrementó 19 por ciento este delito con mayor incidencia en el municipio de Zamora, el gobernador Silvano Aureoles Conejo, afirmó que sólo con la coordinación entre instituciones de seguridad federal y estatal se logrará avanzar en la construcción de la paz.

En su intervención durante la inauguración del cuartel de la Guardia Nacional ubicado en Maravatío, el mandatario refirió que la entidad se posicionó en el lugar 22 nacional por cantidad de delitos denunciados en 2020 y donde el asesinato superó al 2019 con 270 casos registrados.

Detalló que de esa cantidad, 216 ocurrieron en Zamora, la mayoría relacionada con la delincuencia organizada y disputa por el control de territorios, venta y distribución de drogas.

Aureoles Conejo apuntó que este problema ha crecido en todo el país lo que “exige una coordinación estrecha entre los estados y la federación buscando alternativas para fortalecer los mecanismos institucionales de seguridad pública”.

Mencionó que en Michoacán, se diseñó un nuevo modelo para contener el arribo y “acoso de grupos (organizados) que operan en la frontera con Ciudad de México y se han tenido resultados aceptables para mantener al estado libre del control delincuencial”.

A lo que mostró disposición y compromiso para continuar con estrategias de seguridad que permitan avanzar en la construcción de la paz.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el gobernador informó que en Michoacán disminuyó la cantidad de delitos de alto impacto con mil 396 eventos, 23 por ciento menos el robo a transporte, 20 por ciento asalto a comercio e igual porcentaje a transeúntes y 22 por ciento menos robos a casa habitación.

Por: Aned Ayala/E