Alfredo Castillo, Michoacán, comisionado
“No hay petición sobre el trabajo de Castillo porque fue una responsabilidad directa de la federación", dice el mandatario (Foto: comunicacion.senado.gob.mx)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El gobernador Silvano Aureoles Conejo consideró un exceso la inhabilitación por diez años que determinó la Secretaría de la Función Pública para Alfredo Castillo Cervantes, excomisionado especial de Seguridad y Desarrollo Integral de Michoacán durante el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto.

Luego de que la dependencia federal emitiera la sanción por omisiones en sus declaraciones patrimoniales, el mandatario estatal apuntó: “Se me hace un exceso que por una cantidad de recursos en su paso por la Conade (Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte) sea la razón por la que se emita ese resolutivo a Castillo”.

Te puede interesar: Inhabilitan 10 años a Alfredo Castillo, excomisionado en Michoacán

De manera que comentó, el exfuncionario federal podrá recurrir a las instancias legales para defender su situación jurídica, y aseguró hasta el momento no se le ha solicitado documentación que refiera irregularidades en el trabajo que desempeñó Alfredo Castillo como comisionado.

“No hay petición sobre el trabajo de Castillo porque fue una responsabilidad directa de la federación. Lo que ayer se comentó, a propósito de la noticia, es que no fue pertinente sacar de la misión a Castillo porque su trabajo en Michoacán quedó inconcluso y se necesitaba depurar grupos empoderados como las autodefensas, la fuerza rural, la fuerza indígena, ciudadana y la corporación de la policía estatal preventiva”.

Sin embargo afirmó que en ese contexto “ni juzgo ni justifico”, Castillo Cervantes fue designado por el anterior gobierno federal para hacer frente a una crisis de violencia, inseguridad e ingobernabilidad por la presencia de grupos criminales que “tenían la hegemonía del estado”.

“Si hay especulaciones y represiones de actores y sectores que se vieron afectados, las reglas que él operó estaban designadas como parte de la comisión especial y fue una tarea compleja donde Castillo echó mano de todo lo que pudo para desmantelar al grupo criminal que tenía la hegemonía del estado y que controlaba desde el bolero hasta los más altos niveles del gobierno estatal y federal vinculados además con el tema religioso, político y de negocios”, apuntó.

Por: Aned Ayala/R