detenido, presunto asesino, madre
(Foto ilustrativa: archivo)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Este martes fue vinculado a proceso Fernando de Jesús C., de 37 años de edad, por su presunta participación en el delito de feminicidio en contra de Ma.de la Luz C., misma que era su madre adoptiva desde hace 27 años. De acuerdo a los testigos presentados por el Ministerio Público (MP), reconoció cometer el crimen en al menos dos ocasiones.

Este martes se realizó la continuidad de la audiencia inicial en la sala 1 del Poder Judicial de Michoacán, donde la sesión fue totalmente virtual, mediante una videoconferencia donde el imputado determinó reservar el derecho a hablar.

En la formulación del delito por parte del MP en representación de la Fiscalía General del Estado (FGE) se presentaron al menos cuatro testigos y cámaras de vigilancia del fraccionamiento Hacienda del Monte en la tenencia de Jesús del Monte en Morelia.

Te puede interesar: Se entrega a la Policía implicado en asesinato de su mamá, en Morelia

En su declaración ante el MP, el esposo de la víctima relató que Fernando de Jesús fue adoptado por el y su esposa a los 10 años de edad; mismo que en su edad adulta obtuvo la carta de pasante en la Facultad de Medicina, sin embargo, al buscar empleo este era despedido debido a que no asistía por presuntos problemas de alcoholismo.

El testigo refirió que el imputado contrajo matrimonio a la edad de 18 años con quien procreó dos hijos, sin embargo, este regresaba continuamente al domicilio de sus padres por presuntos conflictos con su pareja sentimental a quien violentaba.

Aseguró que apenas el pasado 8 de mayo Fernando de Jesús amenazó a sus padres adoptivos, además de correrlos de su propio domicilio, ante ello indicó que buscaron internarlo en una clínica mental, pero en esta lo rechazaron ya que les mencionaron que “aquí no atendemos problemas de alcoholismo”, por lo que determinaron inscribirlo en un programa para adicciones en el municipio de Álvaro Obregón.

Explicó que recientemente lo agredió, debido a que él tenía adicción por los juegos de video, por ello le pidió dinero para comprarse uno de estos aparatos, pero el testigo le comentó que solo daría la mitad por lo que el presunto victimario respondió con golpes y agresiones verbales.

El pasado 2 de diciembre cuando se perpetró el crimen, el testigo mencionó que salió de su domicilio cerca de las 08:00 horas, sin embargo, previo a ello escondió la billetera de su hijo para que éste no saliera de nuevo a ingerir bebidas embriagantes.

Al salir de su domicilio, le mencionó a su esposa que la llevaría con el a su centro laboral con la intención que no fuera agredido por su hijo, sin embargo, le respondió que “no pasaría nada” ya que estaba dormido el presunto victimario.

En el transcurso de la mañana de ese mismo día, le llamó para asegurarse que todo estaba bien, mientras que ella contestó que todo estaba bien.

Hasta que contesto Fernando de Jesús pidiendo su billetera, a lo que el testigo respondió diciendo que el se la llevó.

Minutos después regresó la llamada a la víctima, sin embargo, de nueva cuenta respondió Fernando a lo que respondió “ya no te puedo comunicar con ella”.

De nueva cuenta regreso la llamada y su hijo le respondió “pasó una desgracia”, ahí el victimario de acuerdo al testigo reconoció haber privado de la vida a la víctima.

Otro de los testigos fue la expareja sentimental de Fernando de Jesús, quien en su testimonio aseguró que el victimario la llamó reconociendo el crimen y solicitándole que le consiguiera “cloruro de potasio” con la intención de quitarse la vida, ya que no podía “aguantar lo que había hecho”.

La tercera testigo, fue la hermana de la víctima quien coincidió en la violencia que vivía su hermana por parte de Fernando de Jesús, así mismo en el abuso en el alcohol que constantemente caía.

En la necropsia de ley que realiza la FGE se determinó que la mujer de 76 años de edad murió por un choque hipovolémico a causa de heridas causadas por un objeto puñal cortante.

En la escena del crime fue localizado un cuchillo de 38 centímetros que a su análisis de genética, correspondió a sangre humana.

De acuerdo a las cámaras de videovigilancia, la víctima salió a al exterior del domicilio por un bote de basura, mientras que el victimario salió en dos ocaciones, por lo que se advirtió que no entró ninguna persona más al interior del lugar en el lapso de tiempo en el que se presume se cometió el delito.

Tiempo que de acuerdo con el MP coincidió con el de la muerte de la víctima, arrojando por la necropsia.

Ante dicha situación e juez otorgó al presunto responsable vínculo a proceso por el presunto delito de feminicidio, así como prisión preventiva oficiosa, por lo que el imputado permanecerá en el Cereso Lic. David Franco Rodríguez hasta resolver su situación jurídica.

La audiencia se retomará el próximo 08 de marzo, plazo en el que se deberá cerrar la investigación complementaria.

Por: Marco Santoyo/SJS